Archivo del sitio

El atraco

Un día, fuimos mi madre y yo a hacer recados por Santoña. Después de ir al supermercado, a la librería y a la frutería, nos dirigimos a casa. Entonces me di cuenta de que un hombre extraño nos estaba siguiendo pero pensé que serían imaginaciones mías y no se lo conté a mi madre. El hombre se acercaba cada vez más cuando de repente…¡zas! Agarró el bolso de mi madre. Ella tiró con todas sus fuerzas porque (aunque no llevase mucho dinero), era su bolso favorito. Cuando lo arrancó de las manos del señor, le dio a este tal bolsazo que se marchó corriendo. Entonces nosotras tan tranquilas seguimos nuestro camino a casa.

(No pasó de verdad)

EL CAMPEONATO DEL MUNDO ESPERADO

Hace unos tres años mi seleccion de baloncesto, que es España, pasó las fases clasificatorias para el campeonato del mundo de baloncesto.

Llegamos a Londres, que allí era el campeonato,  y nos asentamos en nuestro hotel, pasaron los días y empezaron los partidos. Empezamos ganando casi todos, pero la selección más potente de todo el campeonato y nuestra mayor rival también los estaba ganando casi todos, así que los dos nos clasificamos para la final.

Llegó el partido esperado por todo el mundo y el más difícil de todos, la final contra EE.UU, nuestra mayor rival. Empezamos con poca diferencia, subía su marcador, subía el nuestro, pero cuando faltaban quince segundos nos metieron una canasta así que nos ganaban de dos, pero todavía no perdimos las esperanzas. Sacamos de fondo, llegamos hasta la línea de triple, me la pasaron, tiré y canasta, ganamos el torneo del mundo.

 

Una bonita historia de amor

Andrea era una niña de 13 años. Vivía en un pueblo al norte de España.

Un día, ella quedó con sus amigas como cualquier chica de su edad. Estas se cruzaron con un grupo de chicos a los que Andrea desconocía.

Uno de ellos era el típico chulo, el que siempre está de broma, asi que Anrea no le prestó atención.

Esa noche, al llegar a su casa, Andrea fue a dormir. Fue algo raro pero sin saber porqué soñó con Iván, aquel chico chulo con el que se cruzó esa tarde.

Pasaron los días y ellos dos se encontraron  por la calle, Iván la saludó con una sonrisa. En ese momento Andrea sintió algo, sin saber el qué ni el porqué.

Al llegar a su casa, ella decidió hablarle, se fueron conociendo poco a poco. Aquel niño creído y chulo empezó a ser diferente. Al acabar la conversación Andrea apagó el móvil y se tumbo en su cama.

Desde aquel día Andrea empezó a ser más feliz, a sonreir más gracias a él pero lo más importante, empezó a enamorarse. Las sonrisas al verse se convirtieron en abrazos, y los abrazos en besos.

Desde aquel sábado, desde aquella sonrisa, desde aquella conversación, Andrea no volvío a querer a otra persona más que a él.

 

Relato ralista: El sueño

La semana pasada, me eché a dormir como cualquier otro día, pero me quedé dormida más rápido. Comencé a soñar. Soñé que estaba en lo que me pareció una habitación, completamente oscura. Caminé durante unos diez minutos aproximadamente, hasta que vi una puerta de color amarilla fosforita. La abrí, ya que estaba cerrada pero sin llave. El cambio me sorprendió, porque pasé de estar en un lugar totalmente oscuro a estar en un lugar fantástico, con seres propios de los cuentos de hadas, paisajes encantados… Unos niños se acercaron a donde yo estaba y me preguntaron mi nombre y mis apellidos y se los dije encantada. Ellos se asombraron y me dijeron que la reina del lugar me tenía guardado un regalo en el palacio de la colina que teníamos enfrente. Me avisaron de que un duende intentaría impedir que llegara a palacio, que tuviera cuidado. Así que emprendí el camino y vi al duende del que me habían hablado. Se extrañó al verme, se me acercó, me preguntó cómo me llamaba y a dónde iba. Mentí sobre mi nombre y sobre a dónde iba, ya que todos parecían saber lo que ocurría. Se lo creyó, y vi que se metió en una pequeña cueva y cerró con llave. Continué mi camino y conseguí llegar sana y salva. En cuanto abrí las puertas, todo empezó a dispersarse y me desperté. Miré el reloj y ya eran las siete de la mañana.

Me hubiera gustado saber lo que me tenía preparado la reina de aquel lugar fantástico.

Un mundo lleno de héroes

Un dos de julio del 2001 nació en Laredo un  niño a las 3:14 de la mañana. Eso  en un segundo cambió de sentido alegre a tragedia. El niño llamado Toñín se enredó con el cordón umbilical, pero los médicos  estuvieron muy rápidos.

Este niño a los 10 años se apostó con su primo Beni que si España ganaba el mundial, Toñín se tiraba de la machina con la bandera que tenía Toñín en su cuarto. España ganó la final a Holanda y Toñín se tiró y con tan mala suerte la capa se enredó y Toñín casi se ahoga. Menos mal que allí estaban su primo Beni y otro llamado Gabriel se tiraron al agua rapidísimo y le salvaron. Esta historia continuará …..

ATRACO EN EL MCDONALDS

Hace unos cuatro años mi madre y yo (Óscar Veci Arriba) fuimos al MCDONALDS  y como no había nadie, nos mosqueamos pero aun así entramos al MCDONALDS. Cuando estábamos pidiendo lo que querìamos para comer,Entraron de repente de la nada tres ladrones cada uno con un cuchillo en la mano y dijeron a las dependiestas : “¡La caja, ábrela o te matamos!” yhabìa otra dependienta que también estaba cogiendo la otra caja igual que la otra dependienta.

Mientras que yo me reía porque pensé que era una broma de mal gusto y mi madre, mientras que yo me reía, estaba llorando y diciendo que no nos hiciesen nada. Pero un  ladrón dijo “No te preocupes, no las haremos nada” y cuando las dependientas sacaron todo el dinero que tenían en todas las cajas les dijeron que  abriesen la caja fuerte pero por desgracia para ellos y para nosotros porque igual nos mataban porque la dependienta(¿será la encargada?) no estaba y era la única que se sabía  la contraseña de la caja fuerte. Entonces como vieron que nadie se la sabía se fueron a toda leche en un coche pequeno negro  y nadie vio en qué coche se fueron menos yo ya que estaba al lado del cristal cuando se fueron.

Llamamos a la Policía cuando se fueron, vinieron todo lo rápido que pudiesen, cuando llegaron preguntaron a todos los que estaban presenciando tal cual ocurriò  como aquel cuando toco mi turno para declarar lo que había visto les dije que salieron en un coche negro pequeño ya que les vi porque estaba cerca de un cristal aunque fuese más o menos de noche. Al final de un mes más o menos dieron pistas de que pudieron ser unos gitanos que tenían un edificio enfrente del MCDONALDS pero aun así nunca les pillaron y todavía no sé sabe nada de aquel caso.  Siempre quedará abierto.

ESTA HISTORIA ES VERDADERA AL CIEN POR CIEN  HISTORIA CONTADA Y QUE LE HA OCURRIDO A OSCAR  VECI  ARRIBA. (TENGO MÁS HSTORIAS PARECIDAS A ESTAS SI HAY QUE HACER ALGO PARECIDO EN SEGUNDO DE LA ESO CONTARÉ UNA HISTORIA PARECIDA PERO QUE OCURRIÓ EN MI CASA. GRACIAS POR TODO).

 

HISTORIA REALISTA: El huevo de avestruz

EL HUEVO DE AVESTRUZ

Hacecuatro años fuimos al parque de Cabarceno mi familia y yo para ver a los animales. Cuando estabamos dando una vuelta, al llegar a donde las avestruces, nos sorprendimos al ver un huevo al lado de la valla de madera. Mi madre cogió el huevo y se lo metió en el bolso pero una avestruz la había visto, la avestruz saltó la valla y, enfurecida, nos persiguió por todo el parque intentando picotearnos la cabeza. Por suerte cuando nos perseguía, un cuidador la vio, y se la llevó a donde había estado al principio, y nosotros pudimos irnos a casa con el huevo y sin tener la cabeza llena de picotazos de avestruz.

Texto realista 13/14. Perdida en la playa

Lugar:

La playa

Tiempo:

Hace cuatro años

Sucesos:

1º Entramos en el coche

2º Llegamos a la playa

3º Yo me metí por las dunas

4º Y mis padres me dijeron que volviera donde las tumbonas

5º Mis padres se fueron a dar un paseo

6º Yo me perdí

7º No sabía dónde estaba

8º Hasta que mis padres volvieron

9º Y me buscaron hasta encontrarme

Personajes:

Protagonista: Yo

Protagonista: Mis padres

Narrador:

Interno

Texto:

Un día fuimos a la playa, y fuimos a dar un paseo. La playa era un lugar muy bueno para relajarse aunque ese día hacía mucho calor, había muchas olas y hacía mucho bochorno.Yo me metí por las dunas, me dijeron que volviera donde las tumbonas:

-¿Papá por dónde se iba a las tumbonas?- y él me dijo -Todo recto y luego giras a la derecha-

Mis padres siguieron el paseo. Más tarde me perdí, no sabía dónde estaba. Tuve miedo, me sentía asustada, pensaba que no me iban a encontrar. Mis padres, se pusieron a buscarme hasta encontrarme, me dijeron que se habían preocupado y volvimos a casa.

Relato realista: Amigos Forever

A) Lugar:

En mi casa y luego la casa de Adrián y Ismael.

B) Tiempo:

Hace 6 años.

C) Personajes principales:

Irene: Es una niña muy alegre, que siempre quiso tener amigos.Tiene el pelo marrón oscuro al igual que sus ojos.Hacerse amigos que son Adrian y Ismael.

Adrian: Es el hermano pequeño de Ismael, tiene el pelo corto marrón y unos ojos marrones claros.Es el primero  que se presenta, es un chico bastante gracioso y travieso.

Ismael: Es el hermano mayor de Adrian, tiene el pelo rubio y los ojos azules.Es simpático, divertido y amable.

D) Personajes Secudarios:

Mama: Es la madre de Irene.Ella es la que se le ocurrio la idea de ir a conocer Adrian y Ismael.

Madre de Adrian e Ismael: Es la que nos invita a  pasar y mi madre se pone acharlar sobre nosotros.

E) Sucesos:

Suceso inicial= En mi casa.  

Suceso 2= Ir hacia  la puerta y llamar. 

Suceso 3= Conozco a mis vecinos que se llaman Adrián e Ismael.

Suceso 4= Me invitan a pasar para jugar.

Suceso 5= Se hacen mis amigos.

TEXTO REALISTA

Estaba yo en mi casa con mi madre hablando de cuándo sería mayor. Luego, se le ocurrió ir a conocer a nuestros vecinos en la plaza del San Antonio.

La madre nos dejó pasar y se fueron presentando, primero el hermano pequeño y luego el hermano mayor. Les encantaba que estuviera allí, nos pasabamos a lo grande y madre estuvo hablando con Lorena, que así se llamaba la madre de Adrián e Ismael. Siempre que podía me iba casa de los chicos a jugar, después de unas semanas mi madre me dijo que teníamos que irnos a otra casa más grande y  yo la dije que no quería ir porque tenía a mis amigos y si me iba no sabrían dónde encontrarme, así lo recogimos todo y nos fuimos a despedir de nuestros amigos y yo estaba triste porque yo queria quedarme, luego llamé al timbre, fueron abrir y Adrian estaba contento y yo no, me preguntó qué me pasaba y yo le dije que teníamos que irnos porque mi madre encontró otra casa más grande. Cuando dije eso Adrian se puso triste  y fue a decírselo a Ismael, así que antes de que nos fueramos nos hicimos una promesa entre los tres.

Yo les prometí que me acordaría de ellos. Adrian e Ismael me prometieron que nos volveríamos a ver algún día. Nos prometimos que siempre seríamos amigos. Pasaron los años y aún sigo esperando ese día y ahora que tengo 13 años sigo en su búsqueda.

Comedia en el bar

El otro día estaba en el bar esperando a mi amigo de la universidad americana de Nueva York, que acaba de llegar a España de intercambio y se llama Kevin.

Cuando vino, estuvimos hablando un poco y al cabo de un rato entró un vendedor ambulante de estos que van vendiendo cosas por las calles y bares, y al ver a Kevin que es fuerte y americano, le dijo:

-John Rambo, ¿quieres comprar algo?

Yo le dije que no queríamos nada, y se lo dije yo, porque Kevin no entiende ni papa de español, aunque no entendió la broma de llamarle  “John Rambo”.

Luego entró un comediante contratado por el bar y su primer chiste fue:

-¿Alguno de ustedes sabe que es un punto en un ataúd?

La gente dijo que no y el comediante dijo:

-Pues un punto muerto…

Yo traté de explicárselo a Kevin, pero era un poco difícil, pues había poco tiempo entre chiste y chiste…

La gente se rió mucho. Después contó otro chiste:

-¿Sabéis el chiste de la electricidad?

La gente también dijo que no y el comediante dijo:

-No, si es muy corriente….

Kevin seguía alucinando con lo que le estaba pasando en este bar…

Las personas se rieron y el comediante volvió a decir:

-¿Lo habéis pillado?

La gente dijo que sí.

-Pues soltadlo que da calambre….

Ahí fue cuando más se rieron todas las personas que estaban en el bar, yo intentaba seguir explicando a Kevin todos los chistes, pero luego, el comediante se fue y nosotros también. Mientras acababa mis explicaciones a Kevin sobre los bares y las gentes de España.

Kevin se fue a su hotel, y yo me fuí a casa a cenar.

Al día siguiente Kevin seguía impresionado por su llegada a España.

A %d blogueros les gusta esto: