Archivo del Autor: amandaruiz1998

RECLAMACIÓN

La abajo firmante, Amanda Ruiz Mayor, con domicilio en Cicero, calle la Ermita, nº 1, 1º- izqda., y DNI 13498132-J, alumno de ESO, del grupo 2º.C

Expone lo siguiente:

1. Que Don Manuel Pérez, profesor de Lengua se niega a hacer una recuperación de examen con 4,9.

2. Que no quiere hacer la recuperación porque dice que teníamos que haber estudiado más.

Por todo ello, solicita que haga la recuperación del examen para beneficio de todos.

Cicero 13 de diciembre de 2013.

SEÑOR DIRECTOR DEL INSTITUTO MARISMAS.

Anuncios

El peor de mis sueños

Pesadilla en navidad.

Veintitrés de Diciembre, año 1985, noche antes de la celebración de Nochebuena, Marte sale a hacer las compras para la cena.
Marta es una chica de aspecto raro, siempre iba llamando la atención tapada entera y con media cara blanca y media cara negra.
Marta llevaba varios días sin salir de casa, pues pensaba que algo malo iba a ocurrir, una vez en la calle, dirigiéndose al supermercado iba mirando a todas partes, pues se sentía observada por toda la gente y no estaba cómoda.
Pocos pasos avanzados echó a correr sin mirar para atrás para nada, taquicárdica perdida se chocó con un chico en un callejón con la mala suerte de que no había salida…
Marta muy asustada le pidió disculpas y agachó la cabeza, pues lo que ella no sabía es que era el drogadicto mas agresivo de la zona.
Ella esperaba que el chico la dijera algo y solo la dijo que a partir de ese momento iba a hacer de ella lo peor, que se convertiría en su esclava y tenía que hacer todo lo que le diría.
Marta, se impuso y le dijo que no, que no iba hacer nada de lo que le dijera así que se marchaba, se dio la vuelta y echó a correr.
El drogadicto echó a correr detrás de ella y la cogió de los pelos y se la llevo a su casa agarrándola fuertemente del brazo. En su casa fue maltratada física y psicológicamente.
La familia de Marta, preocupada porque tardaba mucho en llegar, salieron a buscarla pero no dieron con ella.
Marta en una pelea con el agresor consiguió escapar de aquella casa, contenta por salir de aquella casa, con las prisas de correr, se calló por las escaleras con tan mala suerte de que se dio con el último escalón en la nuca, y finalmente muriò.

A %d blogueros les gusta esto: