Archivo del Autor: sergiioo52

CÓMO LÁZARO SE QUEDÓ CON UN TABERNERO

Hube de buscar un noveno amo y, mendigando por las calles de Toledo, encontréme con un hombre que, por su físico, no había tenido jornada dél que tuviera la tripa vacía,corría como si persiguiérale a un ladrón:
– Asómate, hijo, a la aquella esquina y dime si se encuentran unos encapuchados con una oscura y sucia capa-.
Yo, obediente, asomé la cabeza por la esquina y sólo vi a un hombre con un jarro en la mano que, sepa vuestra merced, recordome el jarrazo que me metió el primero.
Volvíme con el rechoncho hombre, diciéndole que no estaban y, para sorpresa mía, ofrecióme trabajo que no desaproveché.

Hube trabajado unas horas cuando, estando el Tabernero en su habitación, fue muerto por una flecha que, según dijeron los criados, la mandó un hombre encapuchado con una oscura capa al que debíale más de cinco mil dinares. No explicaronme el porqué y, sabiendo que eran más tacaños que una reja en el suelo cuando, a vuestra merced, se le cuela una moneda y no puede cogerla, dijeles que, si quedábanse allí, culparían y mataríanles.
Al cabo de unos minutos, no quedaba allí ni el criado sordo. Quedé sólo yo en la taberna; cogí una torta de jamón ibérico que había en la barra que comíme deprisa con una mano y cinco dinares con la contraria.
Este amo no lo consideré, pues, apenas sí había durado unas horas con él.

Texto 10

Mi madre va a comprar tomates y el chico le trae unos ajos. Más tarde me cogió un juego para la Play Station 4 de fútbol y el encargado le trajo uno de baloncesto y tenis.

A mí en mi tiempo libre me encanta estar con el móvil pero juego al fútbol con mis amigos, pero también me gusta escuchar música pero miro una red social, instagram.

Me gusta comer patatas fritas pero lo único que me importa es estar con mi hermana porque me lo paso muy bien con ella.

Me gusta pasarlo bien con mis amigos pero a la vez me quedo en casa porque si no me aburro y mucho además mientras juego al billar, comiéndome unas hamburguesas muy deliciosas y muy ricas; además estaban las mandarinas.

Ojalá me toque la lotería porque me encantaría comerme ahora mismo unas galletas porque me gustan mucho además odio la coliflor

Copla a la muerte de una muchacha

Mi bella flor moribunda.
Mi paciencia se desploma
por tu muerte.

Ya no seré como tu funda.
Pensaba que esto era broma,
maldita suerte.

Tú, dormida tan profunda.
y yo sin tu aroma,
ya no soy fuerte.

Espero que no me hunda.
Me acordaré de ti en Roma,
seré inerte.

A %d blogueros les gusta esto: