Archivo del Autor: nereasp5

Crítica a la sociedad actual española.

Vivimos en una sociedad indignante,

en la que se agrede a los inmigrantes;

sociedad de “¿cuándo llegan las vacaciones?”

en vez de pensar

en cómo poder ayudar

para sacar al país adelante.

 

Es increíble la gran audiencia

en programas como Mujeres Hombre y Viceversa,

los cuales tengan tanta influecia,

y en cambio programas como Salvados

sean de los más ignorados.

 

Querida España, ¿en qué sociedad vivimos?

Sociedad de peleas entre padres

durante partidos de sus hijos,

¡menudos desmadres!

 

Noticias de familias deshauciadas

al no poder pagar disparatas,

pero para ellos normales,

sumas de dinero legales.

 

Y ya ni por mencionar,

el hecho de asesinar

por machismo,

lo cual desgraciadamente

aumenta descontroladamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

Nueva excursión para el curso 2015/16

Uno de los profesores de E.F. (Jorge), ha decidido organizar una excursión senderística por Peñacabarga en la cual podrán participar únicamente alumnos que cursan 3º y 4º de la E.S.O. en el I.E.S. Marismas.

Durante el curso escolar 2015/16, como una de las excursiones para finalizar el curso, uno de los profesores de E.F. ha decidido realizar una ruta senderística por  Peña Cabarga y la cual tras varios kilómetros de ruta finalizará en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno donde los alumnos podrán descansar y disfrutar de los animales, junto con el entorno que les rodeará en un parque caracterizado como interés turístico debido a las instalaciones de las que consta.

Hace varias semanas durante una de las clases de E.F. el profesor Jorge les comunicó la noticia a los alumnos de 3º bilingüe y poco a poco la han ido propagando y por el momento parece haber sido recibida con entusiasmo en la mayoría. Se trata de una ruta en la que únicamente pueden participar los alumnos de 3º y 4º de la E.S.O., ya que los demás cursos disponen de rutas diferentes de menor intensidad y por diferentes zonas de Cantabria, pero al fin y al cabo  todas las rutas tienen un fin educativo y deportivo y en las que el disfrute del entorno, el paisaje y la naturaleza no fallará.

La ruta que se llevará a cabo por Peña Cabarga se realizará el 7 de mayo y sin duda aparenta ser una excursión muy deportiva y animada, ya que por ahora el tiempo previsto para acampañar la ruta es bueno.

Video-reseña: After, de Anna Todd.

¡Hola! Este es el enlace para poder ver la video-reseña del libro After, el cual a causado un gran impacto a nivel mundial en la mayoría de adolescentes, y ha sido escrito por Anna Todd.

Mi autorretrato

nerea

Hola, me llamo Nerea Sainz y hoy me voy a describir un poco tanto física como personalmente.

Físicamente soy una persona con una cara un poco redonda, una frente un poco amplia y unos ojos expresivos. Mis ojos son lo que más me gusta de mí, desde pequeña he pensado que son bastante expresivos, y que sólo con mirarme a los ojos pueden entender cómo me siento. Normalmente son de un color verde y marrón, la verdad es que son bastante originales pero cuando les da la luz, ya sea natural o artificial se aclaran mucho, hasta poder llegar a mostrar unos ojos bastante verdes.

De pequeña era bastante más rubia que ahora, siempre tenía el pelo por encima de los hombros y en cambio ahora aunque sigo siendo rubia, mi cabello se ha vuelto más oscuro (aunque en verano vuelve a ser bastante clarito).

Mi sonrisa al igual que mis ojos me ha parecido bastante expresiva, cierto es que de pequeña era más sincera y natural y ahora, aunque ha cambiado, creo que sigue transmitiendo esa expresividad que muchas veces mediante palabras no se puede transmitir.

Mis labios son bastante estrechos, lo cual me viene de familia, ya que tanto mi madre, como mi abuela, mis primas, tías, etc. tienen unos labios estrechos, similares a los míos.

Soy una persona de piel bastante pálida y cuando estoy en un momento embarazoso o algo por el estilo, me suelo sonrojar rápido y se me nota bastante por culpa de tener una piel tan pálida.

Mis manos son similares a las de mi padre, la verdad es que he sacado su forma de manos ya que son un poco grandes, suelen ser bastante frías y normalmente un poco ásperas. Mis piernas son bastante gruesas y además están un poco musculadas. Mis pies, al igual que los de mi padre, son un poco anchos y los dedos de mis pies tienen una pequeña separación entre ambos lo cual es característico en mi familia por parte materna.

En mi físico, en general, se puede observar que soy una persona de altura mediana, delgada (aunque en realidad no me lo considere) atlética, de aspecto sano y con vitalidad.

A nivel personal soy una persona que ha cambiado mucho a lo largo de los años. De pequeña la inocencia se apoderaba de mí, el querer caer bien a todo el mundo y poder ser igual que los demás  me llevó a ocasiones en las que dejaba que me manejaran y de dicha forma acabara en circunstancias de las que hoy en día no me arrepiento porque al fin y al cabo son las que me han hecho crecer como persona.

Hoy en día, soy una persona bastante fría y eso se debe a que a lo largo de mi vida me han fallado personas en las que confiaba, por lo que hoy me cuesta mucho confiar de verdad en alguien. También es cierto que puedo ser bastante borde, pero cuando alguien me conoce de verdad sabe que eso está relacionado con mi frialdad. Aunque parezca ser una persona bastante antipática, en realidad sólo es un pequeño disfraz que cubre cómo en realidad soy. Realmente soy una persona que empatiza mucho con la gente, me gusta ayudar, poder ser simpática y amable con todo el mundo, y muchas veces tengo demasiada paciencia. Soy una persona a la que no le gusta rebajarme a la altura de los demás, muchas veces ignoro cosas haciendo creer que no me importan cuando en realidad sí me importan y me hacen daño, pero al fin y al cabo yo creo que cuanto menos muestres tus emociones y debilidades, tendrán menos oportunidades de herirte.

Soy bastante exigente conmigo misma, nunca estoy satisfecha con nada de lo que hago y en raras ocasiones admito que algo me gusta, porque siempre pienso que las cosas me han salido mal.

Me gusta mucho el deporte aunque suelo ser bastante vaga, pero el deporte que más me gusta sobre todo es el deporte de riesgo. Me considero una persona valiente en algunas situaciones, pero también soy bastante miedosa para otras. La verdad es que me gusta sacar una sonrisa a la gente, que estén contentos y me gustaría poder ir a ayudar a los más necesitados en un futuro.

Me gusta mucho dormir, la verdad, considero que es una de las mejores cosas que hay y me gusta llevar una vida saludable.

Soy bastante organizada, sinceramente me gusta tener las cosas en orden y limpias ya que si no me puedo llegar a agobiar bastante.

Bueno, realmente esto sólo es un breve resumen acerca de mí y hay muchísimas cosas que no he contado, pero bueno aquí doy por finalizada la breve descripción tanto a nivel físico como personal que he realizado.

 

Instrucciones para ponerse unos zapatos con cordones.

Hola a todos/as, en el tutorial de hoy, les voy a enseñar a ponerse unos zapatos y a atarse los cordones adecuadamente, es una manera muy práctica para poder ponértelos con toda seguridad y satisfacción.

En primer lugar: Lo primero que debes hacer es escoger el tipo de zapato que quieres poner, te aconsejo que el zapato vaya a juego con la ropa que llevas puesto/a. En este caso, yo he elegido unos zapatos que pueden servir tanto para hacer deporte como para vestir, pero yo les aconsejo más para vestir.

Segundo paso: El segundo paso que debes hacer es comprobar que ambos extremos de los cordones no están entrelazados entre sí ni nada por el estilo, ya que, en caso de estarlo, puedes anudarte erróneamente los dedos, y llegar al extremo de quedarte sin dedos.

Tercer paso: El tercer paso que debes seguir es ponerte el zapato. Una vez puesto el zapato pasaremos a la siguiente fase.

Cuarto paso: El cuarto paso, después de haberte puesto bien los zapatos, es atarte los cordones. Para atarte los cordones, el primer paso es:

*Entrelazar los cordones entre sí, y hacer un nudo bien prieto y fuerte, para que el zapato este bien sujeto. (Pero ¡cuidado! Ya que si aprietas demasiado fuerte el cordón, la sangre te puede dejar de correr a lo largo del pie, y entonces, será necesario amputarle).

*Una vez que tenemos ya hecho el primer nudo, tenemos que hacer una especie de círculo ovalado, en uno de los cordones. Mientras le agarramos, hacemos una especie de círculo por encima de este con el otro cordón.

*Una vez hecho el círculo, tiramos del extremo del extremo exterior hacia adentro, con fuerza pero despacio, para que no se nos estropee.

(Un consejo es que, al atarte los cordones, no confundas uno de los extremos con el zapato del otro pie, de manera que, al atártelos, sea imposible caminar).

Entonces, ya tenemos puestos y bien atados nuestro zapatos. Esperamos que les haya servido de ayuda el tutorial de hoy, hasta la próxima.

 

 

Poemas de amor y Lengua

En honor al día de las Letras Cántabras, como jóvenes promesas de nuestra provincia, he creado una pequeñas frases relacionadas con el amor, que son:

* “Tú y yo”, mi frase favorita.

* Nuestro amor es como un sujeto omitido, todos saben que está ahí, pero sólo soy yo la única capaz de verlo.

* Oración sin verbo, vida sin amor.

* Te escribo una oración, prefiero ser tu sujeto omitido, a no ser tu sujeto.

* Al fin y al cabo, tú sigues siendo el punto sobre mi “i”.

*No hay adjetivo que describa mi amor por ti.

 

Reclamación

La abajo firmante, Nerea Sainz Prada, con domicilio en San Juan de Luz, C/Fuenteluz, nº5 y con DNI 267229-N.

Expone lo siguiente:

1. El día 19 de Septiembre de 2014, después de comprase una camisa de seda en la boutique, <<La fleur de l´amour>>, llegó a casa, y después de volvérsela a probar, observó que tenía los botones mal cosidos, tenía una pequeña parte quemada, y las mangas estaban mal cosidas.

2. Como la boutique se situaba muy lejos de su domicilio, no pudo devolverla en los días de plazo solicitados.

Por todo ello solicita que la boutique la devuelva el dinero, o se la cambie por una camisa nueva en buen estado.

 

San Juan de Luz, 22, Octubre de 2014.

Nerea Sainz Prada.

SEÑOR ENCARGADO DE LA BOUTIQUE  “LA FLEUR DE L´AMOUR.”

 

La historia de mi familia, la familia Sainz-Prada.

Hola, mi nombre es Nerea, y les voy a explicar cómo es mi familia.

Yo tengo dos hermanos pequeños, llamados Marcos y Daniel, que son gemelos, y mi madre (además del resto de mi familia) no les diferenciaba cuando eran pequeños, y un día, mientras les estaba dando de comer, dio de comer dos veces a Daniel sin darse cuenta.

Mi padre es hijo de Agapito y Begoña, cuyos padres (mis bisabuelos) no llegué a conocer por parte de mi abuela Begoña, pero en cambio, por parte de mi abuelo Agapito, sí conocí a mi abuelo, y a mi abuela que  aún sigue viva y con una memoria ¡mejor que la mía! Mi padre tiene tres hermanos, una hermana más pequeña que él, que tiene dos hijos, y dos hermanos, también más pequeños que él, que al igual que mis hermanos, son gemelos, que ambos tienen su propia familia.  Mi madre es hija de Fermín (más conocido por Tinuco) y Carmina, a cuyos padres (mis bisabuelos) no llegué a conocer.  Mi madre tiene cinco hermanas, ella, es la cuarta hija, y la hija pequeña, ha tenido hace unos meses la décima nieta para mi abuela, que es la que tiene embobada a toda la familia.

Una cenicienta un poco peculiar.

La cenicienta –> La camarera (Paula).

La madrastra–> La jefa del restaurante.

Las hermanastras–> Las compañeras de trabajo.

El príncipe–> Hijo del gobernador del país.

Este no es un cuento cualquiera, en este cuento no hablamos de hadas, ni dragones, ni de príncipes avariciosos y hermosos, ni de princesas buenas y bellas. Esta historia comienza en un pequeño bar de un pueblo, en el cual, trabaja una chica llamada Paula. Paula trabaja junto a sus dos compañeras, estas son hermanas, además de ser envidiosas, ya que Paula es buena, amable, lista, trabajadora, simpática, guapa, etc. Las gemelas son también muy vagas.

Un día normal, en el que Paula estaba atendiendo, sirviendo los pedidos, limpiando, y preparando el resto de las cosas, mientras sus compañeras, están sentadas, charlando junto a sus otras amigas que han ido al bar. Ese día estaba allí, el hijo del presidente del País, un señor muy importante que había ido al pueblo, para pasar unos días, e inaugurar unos monumentos que habían construido y habían sido declarados patrimonio de la Humanidad.

El presidente era un señor muy importante y él era la imagen del país. Su hijo era un chico joven que no quería saber nada de lo que hacía su padre; él quería llevar una vida de un chico normal como él, sin tener lujos, ni vivir en una casa gigante, etc. El hijo del presidente, asistía únicamente a los actos a los que asistía su padre, ya que, como su padre decía, era una imagen de política; pero aquel día ya se había hartado, así que decidió escaparse cuando nadie le miraba y así daba una vuelta por el pueblo, porque sabía que si su padre o su madre no le veían, empezarían a avisar a la policía a la prensa… para que le encontrasen, aunque solo estuviera unas dos horas desaparecido.

En una de sus vueltas alrededor del pueblo, el hijo del presidente, entró en un bar y pidió un vaso de agua, ya que no llevaba dinero encima. Paula, ya que estaba haciendo todo el trabajo le atendió, y el chico, se quedo mirándola. Él podía observar, que debajo de tanta suciedad, el pelo despeinado, el sudor que le corría por la frente… podía observar que se escondía un hermosa chica, de edad similar a la de él. Paula, no se paró a observarle, ya que le sirvió el vaso de agua corriendo y siguió trabajando, pero al contrario de ella, sus compañeras, si se fijaron en el chico, y fueron directamente a atenderle y a charlar con él. Aunque el chico también se fijó en ellas, no podía dejar de fijarse en Paula. Entonces, no se lo pensó dos veces, y les preguntó a las otras camareras por su nombre. Ellas les contestaron de forma borde y le dijeron que se llamaba Paula. Estas se empezaron a dar cuenta de que el chico se estaba enamorando de Paula, así que empezaron a hablarle mal de ella. Le contaron todas sus caídas al fregar, sus comidas mal hechas y quemadas, los clientes que estaban insatisfechos con ella, etc. Entonces el chico, fue consciente de lo que intentaban hacer con Paula, así que con tono irónico les dijo:

– Si es que ella hace todas estas cosas mal, ¿qué hacéis vosotras entonces?

Las otras camareras, se miraron y se empezaron a reír descaradamente. Estas le contestaron que no hacía falta trabajar para tener el mismo sueldo que ella, que ellas cobraban lo mismo, y al fin y al cabo ella era la que acababa haciendo siempre todo el trabajo. El príncipe, para dejarlas en evidencia, por todo lo que había hecho y dicho hasta entonces, les dijo:

– Bueno, pues si ella hace todo eso, la prefiero antes que a vosotras, porque vosotras sois muy vagas,  y para qué os quiero si no sabéis hacer nada; si lo único que sabéis hacer es estar sentadas, charlando, riendo, y pasando el rato contemplando el paisaje, mientras yo tengo que hacer todo. No os quiero para nada.

Las camareras, enfadadas, le demostraron al chico, que sabían hacer algo más que estar sentadas, así que le quitaron a la chica todas las cosas, y empezaron a hacer todas las tareas que quedaban. Empujaron a Paula, y la pusieron a la fuerza sentada en una silla, para que de esta forma, el chico, viera que las que de verdad sabían  trabajar eran ellas, y Paula solo estaba sentada pasando el rato, hasta que se acabaría la jornada. Entonces, el chico aprovechó esta ocasión, para acercarse a la chica y, así, charlar con ella. El chico, se acercó, se sentó en una silla al lado suyo, y comenzó a hablar.

– Hola,¿ cómo te llamas?

– Hola, me llamo Paula.

– Hola, Paula, ¿ qué tal estás?

– Bien, ¿ y tú?

– Bien. Ya he visto que tienes unas compañeras de trabajo muy majas, parece ser que trabajan así de duro todos los días.

– Sí, pues no las has visto trabajar en los días de verano, en lo que hace sol. Je, je, je, je.

– Seguro que estaría bien verlas, la verdad.

– Mira, no soy de aquí, y en cuanto he entrado a pedirte el vaso de agua, he podido observar, que eres una chica muy trabajadora y respetuosa. Yo, soy el hijo del gobernador, pero prefiero que no me reconozcas por eso, sino que me tomes por un chico normal y corriente, ya que los asuntos de mi padre solo son de él; yo no quiero saber nada, más bien, quiero dejar de asistir a sus asuntos. Mira, tengo que volver en unos minutos a donde se encuentra mi padre, porque si no pensara que me ha pasado algo y que he desaparecido, así que, si no te importa, iré allí, se lo explicaré todo, y luego volveré, pero antes de nada, ¿te gustaría ser mi novia? Yo no tengo ningún privilegio, porque todo lo que me da mi padre lo dono, ya que yo no quiero saber nada de su dinero, así que cuando vuelva me lo dices.

Paula, se quedó alucinada, no se podía creer lo que acababa de pasar, creía que todo era un sueño, pero era realidad, así que decidió no pensar lo que le había dicho, ya que en cuanto le había visto entrar por la puerta, aunque él no se había dado cuenta, se había enamorado de él.

En cuanto llegó el chico, Paula le explicó todo lo que había pensado desde que se había ido, y él, se quedó sin palabras, así que le dijo a Paula, que el padre se iba a mudar a un pueblo por allí cercano, y que él se iba quedar a trabajar junto a ella en el bar, hasta el final de su vida.

 

FIN.

El triple asesinato.

Esta historia comienza cuando la madre de Sara, se tiene que mudar a un pequeño pueblo por trabajo. Sara, vivía junto a su madre y su hermano mellizo. Su padre, había muerto en un accidente hacía muchos años. A la madre de Sara, la habían ofrecido un trabajo en un pueblo a miles de kilómetros de su casa. La madre de Sara, tuvo que aceptar el trabajo, ya que la pagaban bastante, y la hacía mucha falta el dinero.

Una vez que Sara y su hermano ya se habían despedido de todos sus amigos y familiares, marcharon hacia aquel pueblo. Cuando llegaron después de varios días, subieron rápido para ver cómo era la casa que su madre había alquilado. Era una casa antigua, pero parecía estar en buen estado. En esa casa, la fontanería, la electricidad… estaban un poco anticuada, pero al fin y al cabo, la casa la salía casi regalada. Las habitaciones de la casa eran bastante amplias, y con enormes ventanas alrededor de todas las habitaciones. Tenía un pequeño bosque pegado a la casa, ya que esta no se encontraba en el centro, sino a las afueras, y la casa vecina que más cerca se encontraba estaba a un kilómetro y medio de distancia.

El primer día fue muy divertido para Sara y su hermano; no paraban de investigar alrededor de toda la casa, decorar sus habitaciones a su gusto… Los primeros meses fueron muy agradables y acogedores. Aunque a Sara le costaba hacer más amigos que a su hermano, hizo un montón en el colegio, y su madre con su nuevo trabajo estaba muy contenta. Al cabo de unos meses, cuando ya empezó a llegar el invierno, las cosas empezaron a empeorar.

La casa no estaba preparada como las casas modernas, es decir, no constaba de ningún tipo de calefacción alrededor de la casa, lo único que tenía era una antigua calefacción que funcionaba con leña. El invierno fue muy malo, varias tormentas de nieve cubrieron la casa hasta arriba, y en más de una ocasión, se habían quedado sin luz. Eso no era lo único malo.

Lo peor fue, cuando en la casa en plena noche, sin luz, sin nadie alrededor… se empezaron a oír ruidos, gritos, y al cabo de unos meses se oían con claridad conversaciones entre personas, y pasos que iban hacia ellos. Sara estaba aterrorizada, no sabía a quién contárselo, pero al final se lo contó a su profesora. En cuanto Sara le contó lo que estaba sucediendo en su casa, la profesora se quedó con la cara blanca, temblando y no sabía cómo reaccionar ante Sara, pero rápidamente le dijo que si un día podía ir a hablar su madre con ella, y si podía ser cuanto antes mejor, ya que era muy importante. Sara, en cuanto salió del colegio, fue corriendo junto a su hermano a casa, y se lo contaron rápidamente a su madre.

Al día siguiente, la madre estaba ya reunida con la profesora y esta le contó, que hacía muchos años, había habido un asesinato en esa casa. Allí vivía una pareja joven con sus dos hijas pequeñas, y un día, el hombre se enteró de que su mujer le había engañado, y después de discutir seriamente con ella, decidió apretar el gatillo de la pistola contra su mujer, y contra sus hijas. El asesinato, nunca había sido resuelto del todo, porque había pistas que no encajaban, pero se creía que había sido el padre, ya que en esa casa no había habido nadie más a lo largo del día. La madre de Sara se quedó alucinada; no podía creer que en la casa que vivía, hubieran ocurrido hacía mucho tiempo un triple asesinato. La madre de Sara le dijo a la profesora que si sabía algo más que se lo contara, pero esta le dijo que no sabía nada más, pero que podía contactar con el sheriff que llevaba el caso.

Sara fue rápidamente a hablar con el sheriff y le dijo que si le podía contar todo lo que había ocurrido hasta ese día. Con toda la información que le pudiera aportar sobre el caso, y, sobre todo, sobre su casa. Este le contó que el asesinato había sucedido hacía tres años, un 20 de febrero. El caso nunca había sido cerrado, ya que no se sabía con claridad quién había sido el asesino, pero el padre había estado entre rejas hasta hacía dos meses, que fue cuando ya salió de la cárcel. Decía que quería vengarse de la persona que había matado a su familia, pero como nadie se lo creía, le ingresaron en un psiquiátrico. Se arrancaba el pelo para que nadie le reconociera y de esta forma se pudiera escapar, pero nada, no daba resultado, así que se arrancó todas las etiquetas que llevaban su nombre, las quemó y más tarde las bebió para así no dejar rastro de lo que había pasado. Se cambió el nombre y su nombre actual era Robbin Mcffort .

Cuando la madre volvió a casa, cerró todas las ventanas, las puertas, comprobó las cerraduras… e intentó pasar una noche tranquila junto a sus hijos.

Varias semanas después, volvieron a sonar los mismo ruidos, gritos, voces de niñas pequeñas… y la madre de Sara decidió comprar un arma para estar más segura. Después de que varios policías controlaran su casa durante varias noches y no sucediera nada, la madre de Sara decidió buscar a una de esas personas que buscaban los fantasmas, aunque ella no creyera nada en ellos. Una señora mayor, se ofreció para ayudarla y dijo que se lo hacia gratis, que sabía lo que había ocurrido en esa casa hacía tiempo, y que no quería que nada volviera a suceder.

Después de estar varias semanas preparando la casa, llegó el día en el que ya estaba todo preparado. La hechicera, empezó a preparar una especia de conjuro; extendió un humo alrededor de toda la casa, y se podían ver las sombras de donde había sucedido el asesinato y, entonces, la hechicera comprendió que eran los fantasmas de la mujeres y las hijas, que volvían para avisar a la gente que en este momento estaba ocupando la casa; para avisarles de que algo malo iba a suceder.

La madre de Sara no se creía nada de lo que esta le estaba contando, así que en cuanto terminó le dio las gracias, y le dijo que si veía algo raro la llamara, pero en realidad, pensaba todo lo contrario. Faltaban unos días para que se cumpliera el cuarto aniversario de la muerte de estas personas, y la madre de Sara estaba un poco asustada, ya que los últimos golpes y chillidos, habían sido más fuertes de lo habitual. Además, habían visto en más de una ocasión, a una sombra correr alrededor de su casa durante la noche. Una de las pruebas que tenían era que, las huellas de esta persona, se habían quedado grabadas en la nieve.

Llegó el día; era 20 de febrero. La madre de Sara estaba viviendo un día normal, pero todo cambió cuando un coche la empezó a seguir.

Al llegar la noche, ya no se oían los gritos, sino disparos muy cerca de ellos, hasta que vieron en la oscuridad a un hombre. Este le ató las manos, y la durmió para que no pudiera hacer nada, y de esta forma nadie la oiría. El señor que había entrado hizo lo mismo con Sara, pero no se había dado cuenta, de que su hermano Samuel estaba allí, pero en cambio, Samuel estaba siendo consciente de lo que estaba sucediendo, así que, aterrorizado, salió corriendo a avisar a los vecino que tenían en la siguiente casa, para que les ayudaran.

La madre de Sara se despertó atada en el sótano, y sin darse cuenta de que tenía delante a Robbin Mcffort apuntándola con una pistola. Este le contó todo lo que había sucedido, hasta que ellos habían llegado a esa casa, y cuando estaba a punto de disparar, se oyeron las sirenas de los coches policía, y otra parte de la policía como entraban en casa.

Robbin, disgustado por como le había salido el plan, (ya que su plan era matarlas y salir huyendo), decidió suicidarse con la pistola que tenía en la mano, y morir delante de Sara y su madre, aunque Sara, no fue capaz de recordar nada, ya que le habían dado medicamentos para olvidar todo lo sucedido.

 

FIN.

A %d blogueros les gusta esto: