El CAE os necesita, empresas

El curso pasado Ainhoa y los alumnos del CAE realizaron este vídeo donde piden a las empresas de la zona la posibilidad de realizar las prácticas (FCT) con ellas. No se nos ha ocurrido mejor forma de empezar el curso que compartirlo en Etcétera. Ahí lo dejamos y desde aquí animamos a quien pueda a fichar a nuestros técnicos, que tan bien se promocionan:

Descripción

En la imagen se ve un embarcadero  con varias barcas de varios colores que servirán para ir a pescar marisco o peces pequeños, también se observa el mar, que está en pleamar y plano, está sin ninguna ola y muy tranquilo.

Aparece un paseo marítimo hecho con rocas, en el cual la gente suele ir a pasear ya que es muy tranquilo y por la tarde suele estar muy soleado. Al fondo a la izquierda aparece un nave industrial, en la que se harán anchoas y demás… Y a su lado se ve el muelle de Santoña en el cual atracan los barcos cuando vuelven de la pesca y también, el albergue en el cual se pueden hacer actividades deportivas como la vela o la piragua.

Al fondo a la derecha sale el monte Montehano, una pequeña montaña a la salida de Santoña, también a su lado sale un pequeño pinar. Más adelante, salen las marismas y el mirador de los pájaros un lugar muy visitado por las personas aficionadas a los pájaros que habitan en las marismas.

El cielo está soleado y un poco nuboso y esas nueves estaban de un color naranja amarillento.

Lola

Yo tenía una perrita llamada Lola, me la encontré en la calle, y en ese momento supe que era especial. La llevé a casa la bañé y luego la puse una camita al lado de la mía. Ella seguía teniendo miedo así que se subía a la mía y dormíamos juntas. Unos años más adelante, Lola venía conmigo a todas partes y, claro está, la conocía todo el que trabajara conmigo, yo trabajaba de escritora de guiones en un teatro de Madrid.

Un día me quedé hasta tarde escribiendo un guión y sin querer no lo terminé. Me desperté a todo correr y cogí un guión que ni en sueños hubiera entregado, pero Lola lo hizo adrede porque sabía lo mucho que me gustaba el guión que escribí. Se lo entregué a mi superior y le encantó. Esta es una de las cosas por las que Lola es tan especial.

Radiador

El radiador es un objeto que se utiliza únicamente para calentar o por lo menos, mantener una estancia, sea una casa o un piso, como puede ser un hospital o una fábrica. Normalmente estos objetos están conectados a tubos que llevan una sustancia que hace que funcionen, pero también hay otro tipo de radiadores que son eléctricos que funcionan, evidentemente, conectándolos a una fuente de energía, el enfuche. Los radiadores están hechos, mayoritariamente con hierro, y en su interior están todos los circuitos y cables que lo forman. Este objeto es muy utilizado en espacios pequeños o en espacion donde no se puede tener una fuente de calor natural (fuego), ya que es más económica y manejable, ya que cuentan con botones, o ruletas que sirven para controlar la temperatura, encender o apagar el aparato si fuese necesario.

Descripición

Esta foto está sacada en el campo de las marismas de Santoña, en Cantabria. Se pueden distinguir bien ocho personas, pero aparecen diez, todo chicas. La chica de la izquierda lleva un pantalón y una chaqueta vaquera, con una camisa verde. A su lado, otra lleva un pantalón marrón con una camiseta gris oscura, a su derecha, una lleva un pantalón blanco con un jersey azul marino. Otra va con un pantalón corto vaquero, una camiseta blanca y una chaqueta granate, y a la derecha del todo, una lleva un pantalón verde militar con una camiseta gris y blanca.

Se ven un montón de globos de diferentes colores lanzados por las mismas: morado, rojo, rosa, azul, verde, blanco y naranja. Uno de los rosas tiene una “M” escrita. Todas las personas están con las manos arriba lanzándolos, desperdigados por el aire. Se ve que todas llevan pulseras puestas, que una lleva unas gafas negras y otra un gorro blanco con una tira azul marino. Están en la hierba, cerca de la marisma. De fondo se puede observar que era un día no muy nublado, y por la ropa que llevan se puede deducir que están en principio del otoño.

Descripcion de una imagen

Para empezar, podemos observar que hay un lago rodeado de vegetación.
En la arte superior de la imagen vemos que hay una serie de nubes blancas y más para atrás vemos que va de azul más oscuro a más claro hasta llegar a blanco.
En medio de la imagen hay un gran lago de color azul (como el de el cielo ) y una gran mancha negra que suponemos que pueda ser una sombra, pero si miramos hacia atrás podemos observar que hay un lago menos ancho tienen un color azul verdoso más apagado y a su alrededor hay unos árboles y también en el lago más ancho hay árboles a su alrededor que está en subida parecido a un balcón. En los árboles de alrededor tienen una serie de sombras, hay unos más verdes que otros.
Tambien se ve tierra o arena del lago.
Lo que más llama la atención de la foto es que hay flores de varios colores, azul, morado, rosa… y a su alrededor unos abetos y más adelante hay tres ábores que parecen los pinos.
 

Robo en el avión

El 13 de diciembre de 2013, me dirigía al aeropuerto de Santoña, en el que va salir el vuelo 747 hacia Laredo, el viaje era largo unas 3 horas de avión.

Ya estábamos en el aire, en el avión no había demasiada gente pero un hombre me llamaba la atención, vestía un traje negro con corbata, unas gafas de sol que parecían caras y un maletín negro.

A  la hora y media de despegar el avión, el hombre trajeado se levantó de su asiento con su maletín y se dirigió hacia la cabina de mandos, donde estaban los pilotos del avión. Me pareció oír que desviasen el vuelo hacia Santander, que quería 200.000 euros y un paracaídas o que sino hacía explotar la bomba del maletín. Yo me asusté mucho cuando dijo eso así que para no empeorar las cosas, no hice nada. Los pilotos se asustaron y llamaron a la torre de control para informar de la situación. A continuación los pilotos le hicieron caso, y le dieron todo los que quería. Cuando lo tuvo se puso el paracaídas, cogió el maletín, abrió la puerta de carga y descarga del avión y ¡se tiró del avión!

El avión aterrizo en Santander, según se paró el avión en el aeropuerto estábamos rodeados de coches policiales, nos preguntaron a todos los pasajeros y a los pilotos una serie de preguntas que respondimos, y la policía dedujo que el ladrón de aviones era Tom Satin.

Nunca se supo nada de él desde entonces. No se sabe si murió en el descenso o sobrevivió.

Narración.

Una mañana de noviembre nos despertamos y después de desayunar mi padre me preguntó si me apetecía pasar el día en San Roque. Al principio me dio mucha pereza porque hacía mucho frío, pero luego pensé que era muy buena idea ya que ese día no tenía nada que hacer. Yo había ido más veces a la nieve, pero mi primo Mateo, que es un bebé, nunca había ido, así que nos le llevamos.

El día era muy frío, por eso nos tuvimos que abrigar con la ropa propia de nieve (chaqueta polar, gorro, guantes y botas de agua). Era muy gracioso ver a Mateo con el saco polar y el gorro porque casi no se le veía la cara.

Cuando llegamos, lo primero que hicimos fue sacar el trineo del maletero del coche y nos subimos hasta la cima de la montaña. Desde allí bajamos a toda velocidad con el trineo. Fue una divertida experiencia ver como mi primo se reía al tirarse ladera abajo. No tenía miedo, todo lo contrario, se lo pasó muy bien. La segunda vez que nos tiramos, sin querer nos chocamos contra un muro de nieve, pero no nos hicimos daño, sino que nos reímos mucho porque se nos cayó toda la nieve que había en las ramas de un árbol y Mateo no lloró.

Sobre las ocho de la tarde decidimos que ya era hora de regresar a casa, así que recogimos todas las cosas que teníamos por la nieve y nos fuimos a tomar un chocolate con churros a un bar cercano. Mientras bajábamos en el coche nos divertimos viendo el paisaje por la ventanilla, contando chistes y escuchando música.

Había sido un día muy largo y agotador,  nos lo habíamos pasado tan bien en familia que le pedí a mi padre ir más a menudo a la nieve.

 

Descripción

Siempre que miro por la ventana, veo un parque infantil. Siempre suele estar lleno de gente, pero cuando dan las 7 de la tarde en invierno no hay nadie. Quiere decir que es un parque que está descubierto. Tiene columpios, un tobogán, un coche de bomberos… y el suelo de corcho por si se cae algún niño al suelo no se haga daño.

Las madres, padres o acompañantes del niño que juega en el parque, suelen o estar de pie o sentados junto a otras personas que hacen lo mismo que ellas. Suelen hablar, reírse etcétera.

A veces, el parque esta bastante lleno. Es grande, tampoco mucho, pero hay buen espacio para jugar al “pilla pilla”, fútbol, hacer patinaje, ¡incluso tenis!

Ahora, está más protegido aún que hace poco, está la policía local de Santoña instalada al lado por si pasa algo, y enfrente hay una tienda de chuches.

Ahí he pasado mi infancia con muchos amigos, jugando a los juegos de toda la vida, inventando nuevos, riendo y como siempre dividiéndome. ¡Qué bonito es el parque que veo al asomarme por mi ventana!

Descripción.

De pronto me desperté. Estaba tumbada en la húmeda arena y me llegaba el fresco aroma del mar. Este chocaba con las gruesas piedras que sobresalían en el mar. Ese día había llovido y se habían creado un muchos charcos que ocupaban la mitad de la gran playa.

A lo lejos se podían ver unas grandes y altas montañas y un pequeño pueblo costero. Lo que más me fascinó fue ver aquella playa tan desierta y silenciosa, solo dos personas paseaban tan temprano por la playa. El agua del mar era oscura y no se apreciaban los miles de peces que ahí vivían. Los árboles se movían por el viento.

El sol hoy estaba cansado y como de costumbre en Cantabria no apareció en todo el día. En el cielo se veían unas nubes blancas como la nieve.  La bandera que indicaba el oleaje del mar era roja y ondeaba con gran fuerza. Se respiraba un aire muy agradable y el paisaje era muy tranquilo.

Volví a cerrar los ojos y me desperté otra vez en mi casa. Me levanté del sofá y salí a la calle. Todo estaba como siempre, pero yo estaba segura de que había estado en esa playa alguna vez, por eso soñé con ella. Mi madre me llamó y volví a entrar en esa casa tan grande y bonita.

Aunque no podía dejar de pensar en que alguna vez conocería esa maravillosa playa.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25 seguidores

%d personas les gusta esto: